entradas sin cola

El majestuoso Palazzo Pitti ubicado al otro lado del rio Arno y muy cerca del Ponte Vecchio, es un edificio de estilo renacentista que fue construido en 1458 por Brunelleschi, aunque hay dudas reales sobre su verdadera autoría.

En el Palazzo Pitti residió un rico banquero florentino llamado Luca Pitti, años más tarde fue vendido a los Medici, quienes mandaron ampliar el palacio y se convirtió en la residencia oficial de los grandes duques de la Toscana.

A Principios del siglo XX, El Palazzo Pitti fue donado al pueblo italiano por el rey Víctor Manuel III de Italia, fue entones cuando lo abrieron al público y se convirtió en una de las galerías de arte más grandes de Florencia.

Si vamos a visitar el Palazzo Pitti y todas sus colecciones, tenemos que tener en cuenta sus diversos horarios.

La Galería Palatina y la Galería de Arte Moderno abren de martes a domingo desde las 8:15 hasta las 18:50.
El museo de Trajes, el museo de la Porcelana y el museo de la Plata abren todos los días, salvo los jardines Bóboli que cierran el primer y último lunes de cada mes y tanto las colecciones como los jardines tienen diferente horario según el mes.

  • De noviembre a febrero: De 8:15 hasta las 16:30
  • En marzo: De 8:15 hasta 17:30.
  • En abril, mayo, septiembre y octubre: De 8:15 hasta las 18:30.
  • De junio a agosto: De 8:15 hasta las 18:50 y para el jardín de Bóboli de 8:15 hasta las 19:50.

El precio varía según su entrada; por una parte tenemos la entrada de la Galería Palatina que incluye también la visita a la galería de Arte Moderno. Por otro lado tenemos la entrada al museo de los Trajes que incluye la entrada al museo de la Porcelana, el museo de la Plata y los jardines Bóboli, cuyo precio varía para adultos y niños. Tienes los detalles y valor de las entradas al Palacio Pitti aquí.

Lo que podemos encontrarnos en el Palazzo Pitti es una extensa variedad de colecciones.

Está la galería Palatina, uno de los museos más famoso por las colecciones de los Medici. Atraviesa los apartamentos reales que son 14 estancias, los cuales contiene retratos de los Medici y obras de Rafael, Tiziano, Correggio y Rubens entre otros. Las principales estancias fueron decoradas por Pietro da Cortona de un estilo barroco, pintó algunos de sus mejores frescos en siete salas del palacio.

También tenemos la Galería del Arte Moderno, que incluye una enorme colección repartida entre 40 habitaciones en las que podemos ver obras de los artistas del movimiento Macchiaioli y otras escuelas modernas italianas.

En el museo de la Plata, también llamado “El tesoro de los Medici” podemos encontrar colecciones del metal precioso en camafeos, trabajos en gemas semipreciosas y orfebrería de la antigüedad.

En el museo de la Porcelana encontraremos piezas de famosas factorías europeas como regalos diplomáticos de cortes extranjeras o piezas que fueron encargadas por la corte del Gran Duque.

En la galería de los Trajes podemos observar vestimentas de Cosme I de Médici, de Leonor Álvarez, su mujer, y de su hijo García. También podremos encontrar varios trajes usados para representar obras de teatro abarcando desde el siglo XVI al siglo XXI.

También podemos visitar la galería de Carruajes situado en la planta baja del palacio, con una colección de carrozas.

No nos podemos ir sin visitar los jardines de Bóboli, es una de las pocas zonas verdes de Florencia, tienen una extensión de 45.000 metros cuadrados la cual forma el mayor jardín de Florencia. En él podemos encontrar numerosas fuentes, pérgolas, un pequeño lago y muchas estatuas esculpidas de mármol. Sin duda una de las zonas más importantes del jardín es la del antiguo anfiteatro, en el cual en el centro hay un gran obelisco egipcio que fue trasladado desde Roma.

Un majestuoso pedazo de historia que vale la pena visitar y poder disfrutar tanto para niños como a mayores.

Pin It on Pinterest