Catedral de Santa María del Fiore de Florencia

Duomo de Florencia y cúpula de Brunelleschi

De entre todas las maravillas arquitectónicas que encontramos en Florencia, sin duda destaca el conjunto monumental de la Catedral de Santa María del Fiore. Hermosa en su exterior y bellísima en su interior.

La cúpula de Brunelleschi que la corona es un tesoro, no solo por su construcción sino por los frescos que la decoran.

Puedes hacer una visita por tu cuenta o un tour guiado que incluye el Duomo, el baptisterio, el campanario, la cripta y los museos del Duomo. Si reservas tu entrada evitas las largas colas.

Si deseas subir y admirar la cúpula, es obligatorio efectuar una reserva.

Duomo de Florencia Catedral de Santa María del Fiore y la cúpula de Brunelleschi

En Florencia, de entre todas las joyas arquitectónicas destaca el complejo monumental de la Catedral de Santa María del Fiore. Cuando se finalizó su construcción, hacia 1436, era la iglesia más grande de Europa, en la actualidad es la sexta.

La cúpula de Bruneleschi es la mayor construida en ladrillo y piedra natural. En el interior de la iglesia podremos disfrutar la mayor superficie decorada con frescos.

El conjunto monumental, formado por el baptisterio, el campanario y la Catedral, es una muestra de arte gótico y de los inicios del Renacimiento italiano, con añadidos posteriores.

Es también recomendable la visita al Museo dell’Opera del Duomo, donde están recogidos elementos artísticos del conjunto monumental para su mejor conservación.

Una recomendación práctica para la visita: llevar unos prismáticos de bolsillo para poder contemplar los frescos de la cúpula de la Catedral y los mosaicos de la cúpula del Baptisterio.

Acceso al Duomo de Florencia

Para visitar la Catedral y la cripta de Santa Reparata, el Baptisterio, el Campanile, la Cúpula de Bruneleschi y el Museo dell’Opera del Duomo, se puede adquirir la entrada en la taquilla del Centro de Arte e Cultura en Piazza San Giovanni, 7. Si bien hay que tener paciencia para esperar en la larga cola que se forma.

También se puede comprar la entrada on-line y realizar la reserva imprescindible para visitar la cúpula en el horario disponible. Se recomienda reservar la visita con suficiente antelación para asegurarnos el acceso, sobre todo en época de mayor afluencia de turistas.

Hay que tener en cuenta que el horario de apertura puede sufrir variaciones por la celebración de actos litúrgicos.


Guía de visita del Duomo de Florencia

Para realizar una visita por nuestra cuenta a la Catedral, existen tres aplicaciones en la página web tanto para Android como para OS. Aunque la aplicación está en italiano es fácil de comprender, y en lenguaje de signos.

Catedral de Santa María del Fiore

El actual templo está construido sobre la antigua iglesia de Santa Reparata que se derrumbó a finales del siglo XIII.

El diseño original, de 1296, era de Arnolfo di Cambio, arquitecto de la Basílica de la Santa Cruz y del Palazzo Vecchio, con modificaciones como la de Francesco Talenti que amplió el ábside y las capillas laterales. Se terminó de construir en 1436; la linterna, en 1471; la fachada, en 1887; y los portones de bronce, en 1903.

La Cúpula de Bruneleschi

Realizada en ladrillo y piedra natural. El diseño de la cúpula y de la linterna son de Bruneleschi.
Esta construcción es muy importante, no sólo por su belleza y esbeltez sino, además, por su diseño de catenaria invertida y por la compleja técnica constructiva.

En el interior, los frescos de estilo manierista son de Vasari (en el tambor y la cúpula) y de Zuccari (en la cúpula).

El Baptisterio

Edificio de estilo románico florentino, se edificó entre los siglos XI y XII.

En este edificio destacan, en el exterior, los portones de bronce de Andrea Pisano (puerta sur) y de Ghiberti (puertas norte y del Paraíso) y, en el interior, los mosaicos.

El Campanario

Se edificó entre 1298 y 1359, en estilo gótico. La estructura principal fue diseñada por Arnolfo di Cambio, y el recubrimiento de mármoles por Giotto.

Disfrutemos de una experiencia estética de primera magnitud. Visitar el conjunto monumental del Duomo nos permite admirar la belleza que el ser humano es capaz de crear.