Entradas Florencia > Descubrir Florencia > La cúpula Brunelleschi en el Duomo de Florencia

La cúpula Brunelleschi en el Duomo de Florencia

por | Descubrir Florencia

Dicen que en la parte más alta de la catedral de Santa María del Fiore comenzó el renacimiento arquitectónico en Italia.

En esta obra se inspiraron más adelante artistas tan importantes como Leonardo Da Vinci, marcando un patrón que se considera esencial para la arquitectura del Renacimiento Italiano, y que podemos apreciar en muchos edificios religiosos de todo el país.

Hoy vamos a visitar la cúpula de Brunelleschi en el Duomo de Florencia.

La cúpula de Brunelleschi

La historia de la cúpula de Brunelleschi es la de un sueño hecho realidad. Para repasar la historia de uno de los monumentos más importantes para la arquitectura desde la época romana, primero debemos repasar la del lugar donde está construido: el Duomo de Santa María de Fiore.

Esta catedral fue una obra magnífica pensada por el arquitecto Arnolfo Di Cambio. Sin embargo, a principios del siglo XV se había detectado un problema, y es que la parte superior de la estructura no parecía que se pudiera terminar.

A pesar de ello, la construcción de la cúpula salió a concurso público, al que se presentaron más de 15 arquitectos. Entre ellos estaba Filippo Brunelleschi, que tenía una idea que parecía muy avanzada para su época, y por lo tanto un sueño que parecía irrealizable.

Gracias a la elaboración de unas maquetas en la misma plaza del Duomo de Florencia, que hicieron parecer la obra realizable, consiguió que se le adjudicara la construcción de la cúpula.

Lo hizo junto al arquitecto Lorenzo Ghiberti cuando las obras comenzaron en 1420. Sin embargo, los problemas entre los dos arquitectos hicieron que al final Ghiberti tuviera que abandonar la ejecución de la obra, lo que dejó a los mandos a Brunelleschi.

La obra terminó en el año 1436, cuando la cúpula recibió la bendición del Papa Eugenio IV.

La linterna que se encuentra justo encima de la cúpula fue adjudicada también a Brunelleschi, aunque este no pudo verla terminada tras su muerte en el año 1446.

Por último, los frescos que encontramos en el interior de la cúpula, pintados por los artistas Giorgio Vasari y Federico Zuccari, se realizaron entre los años 1572 y 1579.

Los detalles de la cúpula Brunelleschi

Tanto la catedral de Florencia como la cúpula forman parte de la lista de Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO, cuando se incluyeron junto al centro histórico de Florencia en el año 1982.

La cúpula cuenta con 8 paños ojivales que se unen en la base de la linterna gracias a su forma apuntada. La altura máxima de la cúpula, de 116 metros, con un diámetro de 46 metros, es lo más llamativo. Sobre todo, porque en esa época no existía ninguna cúpula de este tamaño, y marcó un estilo que definiría las cúpulas de muchas catedrales e iglesias italianas en los años siguientes.

Por eso la cúpula de Brunelleschi está considerada como una de las obras arquitectónicas más importantes desde la época romana.

Otro de los datos llamativos es que, para llevar materiales a la cúpula, Brunelleschi también tuvo que idear sistemas de poleas conocidos como «las máquinas de Brunelleschi», que inspiraron a otros artistas renacentistas como el gran Leonardo Da Vinci.

Cómo ver la cúpula de Brunelleschi

Visitar la cúpula de Brunelleschi es hoy posible pagando un suplemento con la entrada al Duomo de Santa María del Fiore. Aquí tienes las opciones de entradas cúpula de Brunelleschi. Merece mucho la pena.

En primer lugar, porque podremos admirar de cerca el fresco del Juicio Final, ideado por Giorgio Vasari y finalizado tras su muerte por Federico Zuccari. Los frescos se tuvieron que restaurar desde el año 1980 hasta el 1995, y verlos de cerca es conocer la historia del Concilio de Trento en los seis anillos en los que se divide la obra.

Subir hasta lo alto también se traduce en tener a Florencia a nuestros pies. Desde la cúpula de Brunelleschi podremos ver todo el centro histórico de Florencia a vista de pájaro, además de todo lo que rodea a la ciudad.

Para acceder a los miradores, tendremos que atravesar pequeños pasadizos de altas escaleras que nos harán retroceder casi 600 años en el tiempo, cuando Brunelleschi había terminado su gran obra. El mirador más conocido se encuentra en la base de la linterna, a más de 100 metros de altura sobre la ciudad.

Brunelleschi obras

La cúpula de la catedral de Santa Maria del Fiore, más conocida como el Duomo de Florencia, es sin duda la obra más emblemática de Filippo Brunelleschi. Este ingenioso arquitecto y escultor del Renacimiento italiano es reconocido por haber revolucionado la arquitectura al introducir elementos y técnicas que marcarían un antes y un después en la historia del arte.

La cúpula del Duomo, completada en 1436, no solo es una hazaña técnica sin precedentes por su estructura autoportante, sino también un símbolo del poder y el ingenio humano.

Otras obras destacadas de Brunelleschi incluyen:

  • La Capilla de los Pazzi, ubicada en la Iglesia de Santa Croce en Florencia, es una obra maestra en cuanto a la aplicación de las proporciones y la perspectiva, elementos fundamentales del renacimiento.
  • El Hospital de los Inocentes (Ospedale degli Innocenti), que muestra su dominio en el diseño de espacios arquitectónicos armoniosos y funcionales, es considerado uno de los primeros edificios del renacimiento temprano.
  • La iglesia de San Lorenzo, para la cual Brunelleschi creó un diseño que reflejaba la simplicidad y la simetría, principios básicos del renacimiento, aunque no vivió para verla completada.

La influencia de Brunelleschi se extendió más allá de sus construcciones. Fue pionero en el uso de la perspectiva lineal en el arte, lo que influyó notablemente en la pintura y la escultura de su época. Además, sus teorías y prácticas en arquitectura fueron fundamentales para otros grandes nombres del Renacimiento, como Leonardo da Vinci y Michelangelo.

La obra de Brunelleschi no sólo transformó el paisaje arquitectónico de Florencia, sino que dejó un legado perpetuo en el arte occidental.

En la actualidad, la cúpula de Brunelleschi sigue cautivando a expertos y turistas por igual, siendo uno de los mayores atractivos de Florencia. Su construcción, que no requirió de cimbras de madera gracias a la técnica de bóveda autoportante que desarrolló Brunelleschi, convierte a la cúpula en una maravilla técnica y artística. El uso de nervaduras y el perfil en forma de hoja de parra son detalles que resaltan su genialidad y contribuyen a la silueta distintiva que define el skyline de la ciudad toscana.

Florencia, IT
22°
Parcialmente nublado
05:4220:41 CEST
Sensación: 22°C
Viento: 18km/h 280°
Humedad: 58%
Presión: 1013.55mbar
Índice UV: 6
JueVieSáb
23°C / 11°C
25°C / 12°C
23°C / 13°C